Dados Online versus Dados en Vivo: ¿Jugar Online Es Justo y Seguro?

V es los anuncios intermitentes en mi página web sobre casinos online y te preguntas si son fidedignos, seguros y justos. También podrías preguntarte qué diferencias hay entre jugar online y jugar en una mesa presencial. Si eres nuevo en el juego, esas son buenas y sólidas preguntas que te deberías hacer. Veamos brevemente algunos de los principales pros y contras de cada versión de juego y, tras ello, hablaremos sobre el tema de la equidad.

Seamos realistas; la pura verdad es que no hay nada mejor que la diversión y la emoción de una mesa en un casino presencial. Por lo general, a la gente le gusta estar con otras personas y experimentar emociones, especialmente en una mesa de dados. Cuando estás ganando, gritas, saltas arriba y abajo, abrazas a la gente y ellos te ofrecen sus cinco. La gente a tu alrededor, y tú mismo, están felices compartiendo tu éxito. Cuando estás perdiendo, descubres que la tristeza adora  la compañía.

Sin embargo, incluso si eres el tipo de persona a la que le gusta la gente, de vez en cuando deseas alejarte del mundo y estar solo. No importa cuánto disfrutes de la compañía de otras personas, a veces tienes un mal día donde cada pequeña cosa te molesta.  La charla constante de los demás cuando estás intentando concentrarte en el juego, o el humo del cigarro de otros, el lenguaje obsceno, el olor corporal, o cualquier otra cosa que excava en tu piel y entra en tus nervios. Hay una pequeña excentricidad, que puede parecer tonta pero es algo que me saca de quicio cuando juego en una mesa de dados presencial. Soy algo así como un anti-gérmenes; odio profundamente coger un resfriado. Odio todo lo relacionado con un resfriado, desde el dolor de garganta hasta la nariz que moquea. ¿Sabías que las fichas de los casinos están realmente asquerosas? Lo están. Tengo la impresión de que cada vez que me siento en una mesa que está llena, siempre hay un tipo con un resfriado limpiándose los mocos de la nariz o estornudando en sus manos y, tras ello, busca a tientas sus fichas. Todos esos gérmenes del resfriado ahora están por todas sus fichas y, con mi mala suerte, en última instancia sus fichas se convertirán en mis fichas. El tipo apuesta como un idiota y siempre pierde, por lo que el crupier recoge las fichas que pierde continuamente (es decir, aquellas con tropecientos gérmenes de resfriado sobre ellas). Entonces, cuando gano en la siguiente tirada, el crupier me paga con las fichas que acaba de perder la persona enferma. ¡En serio! Entonces, tengo especial cuidado de no arañar o tocar nada en mi cabeza por miedo a coger el resfriado de mi compañero de mesa. Voy al baño cada 45 minutos y me lavo las manos como un cirujano preparándose para una cirugía. Llámame loco, pero lo último que quiero es despertarme al día siguiente de llegar a las Vegas con un dolor de garganta que dure el resto de mis vacaciones. La cosa es que no tengo que preocuparme por nada de esto cuando juego en mi casino online favorito, y tú tampoco tendrás que hacerlo.

El casino online te permite jugar desde la comodidad de tu hogar, solo o con tu media naranja.  Una vez conocí a una pareja que tenía montado todo un casino en su dormitorio. Tenían un escritorio lo suficientemente amplio como para llenarlo de aperitivos y copas de vino, y podían, fácilmente, acomodar dos mullidas sillas y tener un montón de espacio para las piernas. La parte emocionante era que, a menudo, jugaban juntos y completamente desnudos delante de la pantalla del ordenador. Aunque jugar en una mesa de dados presencial es súper divertido, uno solo puede imaginarse la diversión y emoción de la que disfrutaba esta pareja «jugando» en su casino online favorito.

Como ya he mencionado en otro artículo, lo que más me gusta sobre los casinos online es que puedes jugar barato y no perderás todo si tienes una mala racha (si juegas con la disciplina que comentaremos en otro artículo). Al jugar en una mesa presencial, siempre compro $100. Pero al sentarme para disfrutar de una sesión online, mi estricto límite es siempre $20 (es decir, si pierdo los $20 lo dejo por la noche; no estoy dispuesto a asaltar mi cuenta corriente).  Personalmente, mi juego online favorito es aquel que me permite apostar $1. Juego un promedio de una a dos horas con $20. A veces pierdo, a veces incluso me arruino, y a veces gano. Es una de las cosas buenas sobre el mínimo de $1, que puedo jugar barato mientras espero que la mesa se caliente, momento en el que aumentarán mis apuestas para aprovecharme de la variación en la distribución que ahora opera a mi favor. ¡Tachán!  (La importancia de la varianza de la distribución.

El mayor inconveniente de una mesa presencial es que la mayoría de las personas no viven cerca de ti. Cuando estoy de humor para un juego de dados, tengo dos opciones: 1) subirme a un avión para ir a Las Vegas o conducir cuatro horas hasta el casino más cercano, o 2) caminar unos metros hasta alcanzar una habitación libre y encender mi ordenador. Es muy cómodo tener acceso a un juego de dados al alcance de la mano. Las pequeñas cosas positivas sobre el juego online (por ejemplo, la comodidad de jugar en casa con pijama, no tener que dar propinas para que te sirvan botellas de agua (o cerveza), no tener que tocar fichas sucias, etc.) compensa la emoción que pierdo por no jugar en una mesa física. En mi opinión, cada tipo de juego tiene sus puntos buenos y malos, así que todo se equilibra.

Pensarás: «¿bueno, jugar online tiene sus ventajas, pero es seguro y justo?» Esta es una excelente pregunta. Lo primero que busco son señales de que mi dinero estará seguro.  ¿Cuántos métodos de depósito ofrecen, y son internacionalmente reconocidos (por ejemplo, grandes tarjetas de crédito, Neteller, giros postales, etc.)? ¿Cuántos métodos ofrecen para retirar el dinero? ¿Tienen una política de detección de fraude? Si no mencionan esa política en su página web, tengo poca confianza de que tengan una o estén seriamente pensando en implementarla. ¿Usan un software de encriptado? Como sabrás gracias a mis otros artículos, mi casino online favorito es SunPalace (consultar anuncios en mi sitio web). El SunPalace utiliza la última clave privada/pública para encriptados que, en gran medida, mejora la seguridad de las contraseñas y nombres de usuarios haciéndolas más seguras contra terceras personas.

¿El casino online en el que estás pensando abrir una cuenta utiliza un software de juego con buena reputación que incluye un sofisticado generador de números aleatorios? Por ejemplo, hablemos un poco más sobre el SunPalace. Su software de juego ha sido diseñado por Real Time Gaming, uno de los principales proveedores de software de juegos. Para garantizar la imparcialidad y la exactitud, el software utiliza un complejo generador de números aleatorios o «RNG». El software de SunPalace lleva un certificado oficial de evaluación RNG emitido por Technical Systems Testing (TST), una empresa conocida y fiable a nivel mundial, famosa por ser pionera en pruebas y consultoría de juegos online. Las pruebas RNG de TST destacan la validez de la distribución y la imprevisibilidad de los números aleatorios generados. TST realiza pruebas de funcionamiento para asegurarse de que el SunPalace opera según las actuales políticas reguladoras de la jurisdicción en la cual se aloja el casino. Las pruebas de TST incluyen evaluaciones de RNG, evaluaciones de juego y estadísticas, verificaciones de pago, presentaciones de informes y completas auditorías sobre seguridad. En Resumen, me siento cómodo sabiendo que mi dinero está seguro y que el juego es justo cuando inicio una sesión en el casino SunPalace.

Al jugar a los dados online, aceptas el hecho de que estás utilizando una computadora con un RNG programado. ¿Qué es exactamente un RNG? Wikipedia lo define como «un dispositivo computacional o físico diseñado para generar una secuencia de números o símbolos que carecen de cualquier patrón, es decir, aparecen al azar».

En otras palabras, cuando un juego online requiere un resultado, ya sea en forma de una tirada de dados o una carta de un mazo o un generador de número del keno, el ordenador elige el resultado «al azar» y lo muestra en el monitor. No todos los RNG de ordenadores son perfectos en cuanto a completa aleación se refiere, pero se acercan lo suficiente como para ser imprevisibles, resultando aceptables para ser utilizados por la industria del juego online. La cosa es que el ordenador utiliza sofisticados algoritmos para seleccionar «al azar» el resultado de cada tirada de dados. El resultado de una tirada no está influenciado por un humano sentado en un oscuro sótano en una terminal informática. Un sistema probado regularmente (como el contratado por SunPalace a TST) garantiza el juego limpio para todos, tanto para el casino como para los jugadores.

Ahora que sabemos que los casinos online con buena reputación son justos (en cuanto a la aleatoriedad de los resultados) y seguros (en términos de dinero), no hay ninguna razón para no disfrutar del juego desde la privacidad y la comodidad de tu hogar. Cuando sientas el gusanillo y quieras experimentar la diversión y la emoción de una mesa en vivo, tómate unas vacaciones a Las Vegas y vive la experiencia. Tras unos días, estarás listo para volver a casa y a tu equipo informático.

Allí hay miles de casinos online esperando a que abras una cuenta. Ten cuidado con el que eliges. Recuerda, yo ya te he hecho los deberes. Los casinos online que se anuncian en mi página web son los que yo prefiero, y creo que tú también lo harás. Cuando estés listo para jugar de verdad, tan solo haz clic en el anuncio o enlace y sigue las instrucciones que aparecen en el sitio web del casino. ¡Diviértete y buena suerte!