Dados Online – Practicar Los Dados Online

Si estás leyendo esta información en mi sitio web, entonces existen muchas posibilidades de que seas un principiante con poca o ninguna experiencia en una mesa de dados real. Si este es el caso, entonces probablemente estarás pensando: “no sé si estoy preparado para jugar con dinero real. No sé si tengo el valor de arriesgar mi dinero en algo en lo que no estoy totalmente seguro”. Enfrentémonos a ello, si nunca has jugado a los dados con dinero real en una mesa real, entonces es probable que sufras un gran nivel de ansiedad al perder en una mesa ese dinero ganado con mucho esfuerzo. Hace treinta años cuando yo era un jugador novato, me sentía de la misma manera. Lo admito. Tenía tanto miedo que ni siquiera podía acercarme a la mesa.

Caminaba por el piso del casino haciendo círculos, paseando entre las mesas de dados una y otra vez, y esperando tener el suficiente valor para ocupar un lugar disponible en una de ellas. Independientemente del hecho de que conocía el juego por completo, estaba aterrorizado de hacer algo mal o estúpido y parecía un novato indefenso. Conocía las probabilidades y las ventajas de la casa para todas las diferentes apuestas. Sabía la diferencia entre una buena apuesta y una mala apuesta. Conocía todo el lenguaje de los dados. Sabía todo sobre el juego pero, aún así, tenía miedo. Cuando ya había dado unas 10 vueltas al casino, por fin reuní el valor suficiente y me obligué a mí mismo a jugar. Cuarenta años después, cada vez que estoy en una mesa de dados, veo a la gente haciendo exactamente lo mismo que yo hice, y sintiendo exactamente la misma ansiedad que yo sentí. Es algo parecido a lo que voy a explicar a continuación.

rolling dice Entras en un casino de lujo, las luces parpadean y parpadean, las máquinas tragaperras tocan sus melodías, llamando la atención. Revisas el taco de dinero en efectivo en tu bolsillo delantero por 5ª vez para asegurarte de que todavía está allí. Tu corazón se deshace debido a la excitación. En la distancia, ves las mesas de dados. Tu ritmo se acelera. Observas que hay ocho mesas, pero solo dos están activamente gestionadas. Las cuatro personas sentadas en una de las mesas parecen no tener vida; están relajados y con poco movimiento. Por el contrario, las 13 personas de la mesa de al lado están riendo, aplaudiendo, vitoreando y dándose toquecitos el uno al otro. Entonces piensas: «hombre, esa mesa debe estar caliente.»

Y ves el único asiento disponible casi al final de la mesa, entre el borracho y el gordo. Y piensas: «¿puedo sentarme allí? No, no hay suficiente espacio. Esperaré a que quede libre otro asiento para empezar». De repente, de la nada, alguien se apresura hacia la mesa y se coloca entre el gordo y el borracho. Y tú piensas, «¡mierda, me acaba de quitar el puesto! Bueno, esperaré a que haya otro disponible. Sigues mirando y esperando. El tirador está en racha, tirando los dados una y otra vez. La pila de fichas de todos crece. Olvídate de las poco válidas fichas rojas y blancas, los jugadores ya están acumulando fichas verdes y negras. Tú continúas observando y esperando un sitio libre. Pero, ¿quién en su sano juicio dejaría una mesa en medio de una racha ganadora? Nadie. Por lo tanto, sigues de pie, observando, pensando en todo el dinero que no estás ganando.

¿Lo has captado? En este escenario, tu miedo y falta de confianza han sido un obstáculo a la hora de ganar una carretilla llena de fichas. El miedo te controlaba, en lugar de controlar tú a tu miedo. El estrecho espacio entre el borracho y el gordo fue simplemente una excusa por no tener las agallas de meterte allí y ocupar el único sitio disponible en una mesa llena de sueños-que-se-hacen-realidad.

La pregunta es, ¿cómo puede un principiante que nunca ha jugado en una mesa real superar el miedo?, ¿cómo puede ganar confianza para caminar hasta una mesa y parecer un experto en el juego a los ojos del personal y de los otros jugadores? La respuesta es sencilla, pero puede que te sorprenda. Te recomiendo que pongas a prueba tus conocimientos, perfecciones tus habilidades y ganes confianza jugando a los dados en un casino online. Sí, eso es, un casino online. ¡No gires los ojos con incredulidad! Permíteme explicarte por qué jugar en un casino online es el mecanismo ideal para superar tus miedos y desarrollar hábitos de juego sólidos.

En mi opinión, lo mejor de jugar a los dados online es que puedes jugar con dinero real, pero no tendrás que preocuparte por perder todo tu sueldo. Por lo general, un casino online ofrece un límite de apuestas de gran alcance, como un mínimo de $1 y un máximo de $1.000 por apuesta.  La clave para ti es el mínimo, olvídate del máximo. El mínimo de $1 contrasta con los mínimos que se pueden encontrar en Las Vegas, que se sitúan alrededor de $25 en muchos de los casinos principales. Para ti esto significa que si vas a Las Vegas como novato y juegas en una mesa de $25, tu inversión inicial en fichas para cubrir tu sesión de aprendizaje debería ser de, al menos, $500 (es decir, tu compra inicial debe ser 20 veces el mínimo de la cantidad de la apuesta: (20 x $25 = $500). Esto es un gran precio a pagar por aprender el juego y experimentar con tus nuevos conocimientos sobre los dados. (Aviso: cualquier cosa menor a una inversión de $500 en una mesa de $25 te expone a un riesgo considerable de arruinarte rápidamente cuando aparezcan las malas rachas). Sin embargo, en un casino online con un mínimo de $1, solo tendrás que invertir $20 (es decir, 20 x $1 = $20) como capital para tu sesión de aprendizaje. Incluso si tienes una racha de mala suerte y pierdes los $20 en esa sesión, estarás bien porque es un precio comparativamente insignificante a pagar por aprender los trucos del juego, probar tus estrategias, y ganar confianza en tus habilidades en el juego de los dados. Piensa en ello como si siguieras un curso universitario; estás pagando por aprender cómo funciona un juego real con dinero real. Ganarás mucho conocimiento y habilidades haciendo apuestas de $1 y perderás solo $20, en vez de jugar apuestas de $25 y perder $500. Y recuerda, probablemente no perderás los $20 en su totalidad durante esa sesión de aprendizaje. Fácilmente, puedes incluso ganar $20 o arruinarte.

En una mesa de dados online, aunque las cantidades de apuesta sean bajas en comparación con una mesa de $25 de Las Vegas, todavía experimentarás la emoción de jugar con dinero real.  Y debido a que estás jugando con dinero real, desarrollarás la disciplina necesaria para mantener las cantidades de apuestas adecuadas durante toda la sesión, en lugar de arriesgarte y aumentar tus cantidades de apuesta en los momentos equivocados. Por ejemplo, al jugar a un juego de dados gratuito en una consola de juegos (como Xbox, PS-3 o un programa shareware gratuito en internet), pocas personas tienen la disciplina de atenerse a las estrategias que les brindan las mayores oportunidades de ganar.

De hecho, cuando juegan a esos juegos gratis, la gente se ve a sí misma pensando: «genial, acabo de ganar $5 y ahora probaré con una apuesta de $100 a ver qué pasa». La mayoría de la gente no haría eso con dinero real. Así que, aunque estás jugando a un juego de bajo nivel con una apuesta de $1, todavía estás usando dinero real y estarás mucho menos tentado a desviarte de tu estrategia ganadora. Esto ayuda a desarrollar la disciplina que necesitas para graduarte en las mesas online y pasar a las mesas reales de Las Vegas. Tu disciplina te convertirá en una sólida roca en las mesas de Las Vegas y los casinos te temerán porque saben que no vas a tirar tu dinero haciendo apuestas grandes y estúpidas. La disciplina que aprendes jugando en la mesa online barata te ayudará a mantenerte enfocado en tu estrategia para hacer buenas apuestas en una mesa real, sin importar las condiciones de la mesa (por ejemplo, mesa fría, mesa variable, mesa caliente).

Podrías pensar: «bien, tu recomendación de aprender el juego en un casino online es lógica y estoy deseando empezar, pero estoy un poco reacio porque no sé si un casino online es justo y seguro. ¿El software hace que el casino siempre gane?» Esta es una excelente pregunta. Ese es exactamente el motivo por el cual, antes de inscribirte en cualquier casino online, debes leer un poco sobre el casino al que estás pensando unirte. Los casinos online legítimos y con buena reputación no están interesados ​​en robar ilegalmente el dinero a sus clientes. Ellos hacen  dinero de los clientes que no aprenden a jugar antes de realizar apuestas más alta (es decir, de los jugadores ignorantes). En otras palabras, mientras que tú (es decir, el jugador inteligente y sólido) podrías perder $20 haciendo apuestas de $1 al jugar tu sesión de aprendizaje, el otro jugador (es decir, el jugador ignorante) que empieza haciendo apuestas de $10, podría perder 100 veces más que tú. El casino online adora a este tipo de jugador porque es un gran perdedor. Sin embargo, al casino online no le gusta un jugador como tú porque eres un jugador inteligente. Eres una roca de disciplina que hace apuestas de $1 durante toda su sesión de aprendizaje, sin apartarse nunca de su sólida estrategia.

Además, invierte tiempo en navegar por el sitio web del casino online. Comprueba si ofrecen dados entre sus juegos (es decir, si el casino online no tiene un juego de dados, entonces, obviamente, elimínalo de tu lista de opciones de manera inmediata). A continuación, busca información para saber si el casino prueba regularmente el generador de números aleatorios utilizado en sus juegos. Por ejemplo, el casino online SunPalace contrata los servicios de la  firma Technical Systems Testing para probar su sistema regularmente. La página de inicio de SunPalace incluye una pestaña denominada «Fair Play o Juego Limpio» que explica su política para garantizar una experiencia de juego permanentemente justa y precisa. Esto asegura un juego justo para todos. A continuación, comprueba que los medios a través de los cuales envías tus fondos a tu cuenta son seguros (por ejemplo, tarjeta de crédito, Neteller u otros medios).  Aunque creo que, hoy en día, sería difícil encontrar un casino online que no ofrezca transacciones financieras seguras, es bueno comprobarlo para asegurarse.

Otro criterio importante para ayudarte a elegir tu casino online es la apariencia del juego.  La mayoría de los casinos online ofrecen una visita previa y gratuita, de manera que puedes verlo en acción antes de registrarte. Durante esa visita, podrás responder varias preguntas: ¿te resulta atractivo ese casino?, ¿cómo son los efectos de sonido?, ¿es fácil utilizar o es como montar un enorme rompecabezas? Es mucho más divertido un juego online si te gustan los gráficos, el sonido, y el modo de juego.

Una vez estés satisfecho con la elección del casino en el que estás interesado, sabes que es seguro y no te arruinará, descubre si ofrecen promociones u obsequios. Por ejemplo, pueden ofrecer un bono de bienvenida u otros incentivos. No elijas inmediatamente el casino online que te dé el mayor bono de bienvenida. Aquel que da una mayor bonificación puede no tener el aspecto y la sensación que te gusta. Tendrás que hacer una valoración y elegir el casino que ofrece el mejor paquete global y que mejor se adapte a tus necesidades.

Yo he hecho gran parte del trabajo por ti. Como se puede ver en las páginas de mi sitio web, hay anuncios y enlaces a algunos de mis casinos online favoritos, como el SunPalace. Estoy seguro de que encontrarás uno que te guste. Cuando estés listo para jugar de verdad, solo haz clic en el anuncio o enlace y sigue las instrucciones que aparecen en el sitio web del casino.  Recuerda, comienza con apuestas pequeñas, como $1 (o incluso más pequeñas si se ofrecen), hasta que ganes confianza en tu juego. Entonces, podrás subir a grandes apuestas o irte a Las Vegas y mostrar tus habilidades en una mesa real con personas reales. ¡Diviértete y buena suerte!